Lean Housing, como la vida misma

Realmente es increíble cómo 2 mundos que creemos totalmente paralelos o incluso a veces hasta divergentes, tienen multitud de cosas en común. ¿Os habéis parado a analizar la cantidad de herramientas Lean que se pueden aplicar en el entorno doméstico para mejorar la gestión de nuestra vida personal y familiar?

Quizá por deformación profesional, como suele decirse (que mira que suena mal esa expresión…), o por aquello que dicen de que los ingenieros somos muy cartesianos y “cuadriculados” (¿?) he puesto en práctica diferentes herramientas Lean que han facilitado mi vida cotidiana.

¿Cuántas veces no encontramos el tupper del tamaño que buscamos en el armario de la cocina? o no vemos la mermelada en la nevera porque está detrás de un montón de cosas más … ¿nos cuesta encontrar la broca del 5 en el cajón de las herramientas? ¿No encontramos la maleta pequeña del trastero? … Todo esto son situaciones bastante cotidianas en la mayoría de los hogares, la solución: aplicación de las 5s en la cocina, el trastero, el garaje, etc … Nos facilitaría la vida …

¿Cuántos yogures, ensaladas, etc., hemos de tirar porque se caducan, habiendo consumido otros recién comprados?  En este caso la solución es el sistema de gestión de almacenes (despensa, nevera, etc) FIFO,…

¿Qué me decís de la aplicación de la idea del Kanban para “hacer la lista de la compra”? Si, en lugar de tarjetas, lo sustituimos por una pizarra que muchos de nosotros tenemos en la cocina, esta práctica evitaría la molesta situación de necesitar un producto y descubrir que no tenemos existencias.

Pero estas herramientas Lean no sólo son de aplicación en el hogar, resultan también útiles, por ejemplo, en la educación de nuestros hijos. La aplicación del Management Visual es de gran ayuda en la etapa de aprendizaje de los niños, en la que las últimas tendencias consisten en la utilización de bits (imágenes gráficas) para el aprendizaje de palabras. O la utilización de una imagen del estado de referencia para aprender a recoger la clase o la habitación después de jugar.

¿Somos conscientes de que cuando enseñamos a nuestros hijos a atarse el cordón del zapato, vestirse, comer, etc … estamos enseñándoles la FOS (Ficha de Operación Estándar, un documento que describe detalladamente cómo debe realizarse una operación)?

Lo que está claro es que el Lean es algo mucho más cercano de lo que podíamos pensar. La productividad y los beneficios que con él se consiguen son evidentes (disminución de tiempos, ahorros económicos, etc …) incluso en el día a día de nuestros hogares.

Saquémosle, pues, partido al Lean en todas sus dimensiones. Si te parece buena idea aplicar el Lean en la vida personal, pincha en “me gusta”, comparte la idea. Difundamos el “Lean Housing”.

Podemos darle la vuelta a la tortilla y pensar también en la cantidad de teorías de la vida cotidiana, de la educación de un hijo o … simplemente de sentido común, que se aplican con gran éxito en la vida laboral. Pero de esto ya hablaremos en otro post.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

6 respuestas a “Lean Housing, como la vida misma”

  1. Estamos de acuerdo. Hace meses que también lo hemos implementado en casa. Hasta mi esposa reconoce que esto funciona!!

  2. Es fácil convencer con resultados ¿Verdad, Jordi?

  3. Ayer mismo, por iniciativa de mi mujer, estuvimos haciendo unas pequeñas 5S en nuestro ya bastante performante trastero. En su día, los resultados del primer zafarrancho dieron sus frutos y como apunta Patricia (aprovecho para saludarte Patri), así es fácil convencer. Hoy es una convencida más de estas herramientas, aún no siendo ingeniera “cartesiana y cuadriculada” (je, je)

  4. Hola,

    yo hace años que lo aplico en mi vida personal, y es realmente fructifero.

  5. Hola,

    Conozco la palabra LEAN y su significado (con algunas herramientas) desde hace un añito, y cada vez estoy más convencido de que se trata de una especie de “profecía autocumplida”.
    Es un buen camino, que se recorre con pasitos cortos y sencillos.

    • Efectivamente el camino del Lean hay que planificarlo e ir dando pasos cortos y lógicos. Es un poco locura intentar cambiar todo a la vez … o sin estrucuturar un orden adecuado a la situación de partida de la Organización. Probablemente los resultados no acompañen, porque nos quedaremos en la “superficie” a cada paso. Es importante ir anclando bien cada herramienta y, sobre todo, la cultura y el pensamiento Lean.
      Gracias a todos por vuestros comentarios!

Responder

*