El “Slow Management”: ¿un concepto con futuro o una utopía?

Frente a los problemas de estrés laboral y malestar en el trabajo, está apareciendo poco a poco un concepto llamado “Slow Management”.

Este concepto, tendencia o filosofía proviene del movimiento slow, que tuvo su origen en el “slow food” en los años 80 en Italia, creado para luchar contra el “fast food” y la “fast life”.

En pocas palabras el slow management consiste en sustituir el “siempre más” por el “siempre mejor” (no hacer más cosas sino hacerlas mejor), con un enfoque humano sostenible.

El slow management no supone ser lento, sino hacer mejor las cosas, tomando su tiempo, para lograr una productividad sostenible a largo plazo.

No lo veo como un concepto novedoso, sino como un concepto rompedor frente a la tendencia actual, enfocada al management por objetivos y la búsqueda de rendimiento a corto plazo. Esa filosofía retoma temas básicos, actualiza antiguos valores, pilares del management.

El concepto principal es reservar una parte de su tiempo:

  • Para reflexionar en el plan estratégico, para pensar sobre cómo resolver problemas o asuntos, a largo plazo.
  • Para cuidar a los miembros del equipo, para estar con ellos, con una capacidad real de escucha, fomentando el intercambio, el trabajo de equipo y el desarrollo de sus componentes.

Este concepto me recuerda el séptimo hábito de las personas altamente efectivas (Stephen R. Covey), que es “afilar la sierra”.Creo que estos pilares del management permiten tener visión, ser un buen líder y aumentar el bienestar y el rendimiento del colaborador a largo plazo.

No hay que olvidar la importancia de la dimensión colectiva, es decir, que para que esa filosofía sea aplicable se tiene que cumplir de arriba a abajo. Los altos directivos de la empresa tienen que ser ejemplares, si no resultará difícil para la empresa entrar en este círculo “virtuoso”…

Para concluir os dejo con esta frase de Loick Roche, compatriota mío, autor del libro “Eloge du bien être au travail” (Elogio del bienestar en el trabajo) y director adjunto de la escuela de management de Grenoble:

Los directivos tienen que reaprender a pasar tiempo con sus empleados para construir con ellos el futuro de la empresa…”

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

5 respuestas a “El “Slow Management”: ¿un concepto con futuro o una utopía?”

  1. Me recuerda el ejemplo de la escala que antes de subir deprisa es mejor mirar si está apoyada en la pared adecuada…

  2. muy bueno, se lo podrías mandar a mi empresa para que empiece a aplicarlo?!? un saludo desde oviedo

  3. José Luis del Valle Responder 11/07/2011 a las 12:48

    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has expuesto.
    Un aapecto importante es que, no solo es necesario que loa altos directivos sean ejmplares, sino que ha de haber un liderazgo convencido de ello para impulsarlo y un sistema de consecuencias en el caso de que no se cumpla. De esta forma los discurso y lo hechos serán coherentes. Pero ha de haber un líder convencido de ello, y a ser posible, que dicho líder recaiga en el máximo responsable de la organización, o que delegue en un líder con todo su apoyo; y siempre, con un sistema de consecuencias.

    • Gracias por tu comentario José Luis, me parece interesante tu aportación de la noción de sistema de consecuencias.

  4. La situacion difícil es en las empresas transnacionales, las políticas y estrategias son marcadas desde la casa central y si alguien ahi no ve el beneficio a mediano plazo, simplemente no va a suceder.
    Alguien sabe de modelos que se hayan documentado sobre empresas que hayan adoptado este modelo y hayan incrementado productividad?
    Gracias al que se tome el tiempo de responder.
    Hec

Responder

*