Smart cities, ¿Puede una ciudad ser inteligente?

http://blog.humanimpactsinstitute.org/wp-content/uploads/blog.humanimpactsinstitute.org/2011/08/City-recycle.jpegTodo en esta vida cambia y las ciudades no iban a ser menos. Estos entes están evolucionando hasta el punto de personalizarse y adquirir adjetivos como el de inteligentes. Es así como desde hace unos años empezamos a escuchar el término de smart cities.

Este concepto es una evolución de lo que hasta ahora conocíamos como ciudad sostenible.  Con las smart cities se añade un nuevo componente: las TIC (tecnologías de la información y las comunicaciones). Este término se ha ido desarrollando paralelamente junto al de smart grid.

El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro. – John Fitzgerald Kennedy

¿Pero qué son las smart cities, qué características deben cumplir o qué servicios deben aportar a la sociedad?

Debemos tener en cuenta que no existe un modelo concreto de smart city y esto es lógico, ya que cada ciudad debe reconocer cuáles son todas o algunas de las necesidades de su población y de que manera puede llegar a alcanzarlas con los medios disponibles. El factor común de cualquier proyecto de smart city es que tenga en cuenta los componentes sociales, económicos, ecológicos y tecnológicos.

El modelo de ciudad propuesto debe estar orientado a dar respuesta a aspectos básicos y cotidianos tales como: transporte, edificación, alumbrado público, producción energética sostenible, turismo, gestión de residuos, atención sanitaria, seguridad ciudadana, etc. Lo que se pretende conseguir es una mayor calidad de vida, eficiencia energética y por tanto, un ahorro de costes para las empresas, las administraciones públicas y los ciudadanos.

Controlar nuestro consumo de agua, luz o gas a tiempo real, saber donde hay una plaza de aparcamiento libre, conocer el tiempo de espera del transporte público, modificar el tiempo de espera en los semáforos para agilizar el tráfico, son algunas de las ventajas que puede tener una smart city.

Se trata de un cambio social, energético y económico utilizando como vehículo o actor fundamental las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. El uso de las TIC permiten que la respuesta a los servicios que demanda la población sea lo más rápida y eficiente.

Algo que parece tan intangible y lejano ya se está llevando a cabo en varias ciudades del mundo y más concretamente dentro de España. Existe una Red española de ciudades inteligentes que sirve como foro de intercambio de experiencias, promoción, investigación y divulgación de nuevos proyectos. Las ciudades de Málaga, Barcelona, Santander, Madrid y San Sebastián aparecen en el top 5 del estudio realizado por realizado por IDC España en colaboración con BBVA, Ferrovial Servicios, IBM, Microsoft, Sage, Telefónica y Urbiotica.

 Os recomiendo el reportaje emitido por Informe Semanal para que conozcáis más acerca de las ventajas de este nuevo modelo de ciudad.

Creo que debemos erradicar la mentalidad de que las nuevas tecnologías complican nuestra vida, y empezar a creer que la simplifica y facilita. A mí, desde luego, me encantaría vivir en una de estas ciudades.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios todavía. ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

*